Nunca olvidaré esos momentos especiales en donde me sentí más cerca de Dios, todavía recuerdo el día de mi

Primera Comunión, y por supuesto! el día que me casé. La pureza de esos momentos permanecen en mi alma. 

En esta sección te ofrezco opciones para que estas fechas queden grabadas en tu memoria.